¿Cuáles son las mejores estrategias para registrar tu nombre de dominio?

Registro de Dominios en Amilsoft

Registro de Dominios en Amilsoft

Las características del nombre de un dominio son muy similares a los de una marca: conciso, claro, fácil de recordar, un nombre propio si es preciso y a veces (sólo a veces) una aliteración o una sorpresa. Hay que seguir una serie de sencillas estrategias para conseguir un domain name específico y atrayente, que evada la trampa de lo genérico y lo común, y que se convierta en un generador de tráfico eficaz y en la seña para recordar e identificar tu sitio.

¿Cómo se crea el mejor nombre de un dominio?

1. Punto Com
Ante todo: contrata un servidor que te garantice un dot com o compra un dominio punto com. Según lo analistas, el punto com para un sitio es como tener una sede en la capital. Net, org, eu… son provincia.

2. Haz brainstorming
De un buen equipo de gente creativa y un buen diccionario de sinónimos se obtendrá, inevitablemente, una buena lista de nombres. La mayor parte de ellos ya estarán tomados. Hay servicios como The Web en los que es posible contrastar los nombres elegidos y encontrar aquellos que ya han sido utilizados. No hay que quedarse con la primer lista nunca: de otro modo no existiría Amazon.com sino un anodino sitio de ventas llamado Abracadabra.com.

3. Se erúdito
Los grandes dominios, como las grandes marcas, resaltan el poder evocador de los nombres. Las referencias mitológicas y literarias (los Yahoo eran una tribu salvaje que aparece en las páginas de Borges), los conocimientos científicos y matemáticos (Google es una aliteración de googol, un número con 100 ceros). La experiencia personal y los gustos son una mina para explotar en busca de buenos nombres de dominio.

4. Usa las licencias poéticas
El arte de construir el nombre de un dominio requiere de paciencia y artesanía, y sobre todo del trabajo de los morfemas: esas partículas del lenguaje con significado. En esta parte del proceso, quizá venga bien un poco de ayuda profesional (existen names labs y domain labs que dominan el arte de la constructional linguistic), pues un  nombre de dominio debe cumplir necesariamente ciertas características: significar en más de un idioma sin tener significados negativos en ninguno, ser eufónico y fácil de recordar. Blip.fm (un sitio de música colaborativa) es un ejemplo logrado: la onomatopeya y frecuencia modulada son una mezcla de sentido universal.

5. Hazlo fácil de decir
Aunque el futuro nombre de tu dominio sea breve, claro en cuanto a potenciar el contenido de tu sitio e impactante por su originalidad y evocación, hay una regla que no se puede pasar por alto: hazlo fácil de decir. Algunos consejos de los profesionales: evita las silabas compuestas (que, que, qui) o  que fonéticamente puedan confundirse con los nombre de otros sitios (bleep por blip), el uso de haches intermedias y la letra ñ (que para algunos es una seña de identidad para el castellano, pero que te dará más de un dolor de cabeza con los motores de búsqueda tradicionales).

Add Comment

Required fields are marked *. Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.